MARKETING LOCALLos consumidores buscan continuamente en los buscadores servicios y productos que pueden encontrar cerca del lugar donde se encuentran. Uno de los temas recurrentes que se buscan en la red es la respuesta a dudas más o menos existenciales y relacionadas con el día a día.

Se emplean herramientas de búsqueda online para encontrar información local: sus objetos de búsqueda son las cosas inmediatas, lo que tienen cerca de ellos. Los buscadores se han convertido en el intermediario entre los consumidores y el negocio de la esquina.

El marketing local ha hecho que la realidad de cómo consumimos y, sobre todo, cómo consiguen las marcas llegar a esos consumidores sea diferente. Se habla mucho de redes sociales, de prospección de datos para conseguir información de un mercado objetivo concreto, de segmentaciones que cruzan bases de datos paralelas, pero además de todo ello, está el hecho de que los consumidores están en lugares geográficos determinados y que tienen intereses relacionados con los espacios concretos en los que están.

Los consumidores realizan además muchas búsquedas relacionadas con información y elementos para el consumo locales. Según Google Think Insights, el 80% de los consumidores realiza este tipo de búsquedas. Este elevado índice de búsquedas tiene igualmente una traducción en términos de negocio: estas búsquedas influyen directamente en las decisiones de compra.

Los consumidores han empezado a estar siempre acompañados por sus celulares, lo que hace que tengan en todo momento una herramienta para poder acceder a la información que ofrece internet y para comprobar desde sus terminales lo que está intentando hacer o consumir. Según un estudio de la Local Search Association, la mayoría de las búsquedas locales ya se realizan desde terminales móviles.

Por tanto, los consumidores están ahí y lo local es una llave maestra para llegar hasta ellos. Las marcas tienen que aprovecharse de esta realidad, especialmente las de menor tamaño y ámbito más restringido, pues conseguirán tener una oportunidad de destacar frente a las grandes corporaciones.

Pistas de un Boom inminente:


Las previsiones sobre marketing local son por otra parte muy optimistas. Los gigantes de la publicidad online están apostando cada vez más por esta realidad. En el caso de Google ha creado formatos publicitarios específicos para lo local. Google Maps admite anuncios en su app desde hace unos años y estos han ido creciendo de forma constante desde que aparecieron. Su crecimiento es un signo más del interés creciente de lo local. Facebook no es la única compañía que está trabajando para reposicionarse en el mercado de lo local.

Foursquare ha cerrado un acuerdo con Twitter que permite etiquetar espacios y lugares cuando se publica tuits (y que supone un gran incentivo para los negocios locales: no es lo mismo decir que se está cenando en cierto restaurante, que dar la llave para encontrar mucha más información sobre ese restaurante).

Los compradores siguen yendo a espacios físicos, a tiendas reales, a comprar productos. Es decir, el dónde están y el cómo se mueven siguen siendo elementos decisivos a la hora de tomar decisiones de compra y pueden ser una herramienta para conquistar a esos clientes cuando están en los momentos previos a la misma.

La localización no es el único elemento que se debe tener en cuenta cuando se apuesta por el marketing local en internet. Las marcas tienen que ser más efectivas y tienen que crear mensajes que vayan mucho más allá de un mensaje. Los anuncios que se basan en localización tienen que ser o bien muy interesantes o bien ofrecer una mejora directa (hacer que la vida de los consumidores sea más fácil) para llamar realmente la atención del consumidor en medio de todo el ruido al que está expuesto el consumidor en el proceso de compra.

 

“La localización es una llave maestra para llegar a los consumidores”.